XII Marcha Senderista "Otoño" Valle de Ansó

XII Marcha Senderista "Otoño" Valle de Ansó

miércoles, 28 de agosto de 2013

Ibón de Estanés 24/08/2013


El penúltimo sábado de agosto nos habíamos reservado para andar todo un clásico en la zona de Ansó: el ibón de Estanés. A pesar de ello sólo salimos cinco, quizás debido a las malas condiciones meteorológicas que pronosticaban, quizás a las numerosas actividades programadas en Ansó, toda vez que el domingo era la exaltación del traje típico ansotano, fiesta de interés turístico nacional. 


El ir sólo cinco conllevó la ventaja de poder subir en todoterreno (ojo, con permiso forestal) hasta l'achar de Agua Tuerta, evitándonos los dos kilómetros de pista andando.







Ya en Agua Tuerta la boira nos respetaba, pero echando la vista a lo lejos ya se estaba "agarrando"  dirección Estanés. 








Atravesando la val, las yeguas se nos acercaban al galope pensando que les llevábamos sal, pero pronto se dieron cuenta que no era así, y pasaron de largo. Menos mal, porque llevábamos el almuerzo justo.








"Que es gloria: ver Agua Tuerta sin boira
Que es horror: verla entrar por o'chorró".

Y como podéis ver o no ver, entró por o'chorró.



Eso sí, la boira nos permitió ver esta bella estampa del caballo de Osborne, o era de Marichatis y  Notario. 






Después de cruzar toda la val, iniciamos la subida por "as Cabretas" y la boira cada vez se ponía más preta.




Como no teníamos la referencia visual del ibón, nos despistamos y seguimos dirección Candanchú, y cuando nos cruzamos con el camino que viene del refugio de Lizara,  viendo ya el ibón, nos dimos la vuelta para bajar por el camino que teníamos previsto.








Aunque parezca mentira , ahí esta el ibón.









Antes de bajar al ibón por el camino que nos habíamos marcado, y ante la escasez de buenos sitios para almorzar, nada más ver este refugio, decidimos aprovecharlo.










Con el hambre calmada, y volviendo sobre nuestros propios pasos, localizamos el camino perdido y llegamos al ibón.



Como el día era desapacible y la vista dejaba mucho que desear debido a la boira, nos hicimos una foto rápida y "zumbando parriba".





La vuelta,  como sólo era deshacer el camino andado, no nos llevó a ningún equívoco, a pesar de la poca visibilidad. Recomendamos a la gente que no conoce muy bien el camino, que no se aventuren a recorrerlo cuando hay boira.  



Como decía aquél: "hay gente pa to". Unos con mochila, y otros con la casa a cuestas.



En Agua Tuerta los pescadores no sabemos si pescaron...








...pero este pescó seguro, sin importarle los mirones.  










Ya en el refugio de l'achar, descansamos un rato y contemplamos las vistas de Guarrinza y el vuelo del quebrantahuesos que vino a despedirnos. 


Al final la boira nos aguó las vistas, pero no pudo con nuestras ganas de monte. 


martes, 20 de agosto de 2013

PUNTA MAZ 17/08/2013


El pasado sábado, día 17 de agosto, subíamos a Maz. Salimos como siempre de Ansó, 12 personas y nuestro fiel Elur, y llegamos al refugio de Linza a las 8:15 horas.  La fuerte tormenta de la noche anterior echó para atrás a bastantes, craso error, pues salió un día fantástico para hacer monte.



Si bien la subida a Maz se suele hacer por un camino que se encuentra en el aparcamiento de abajo de Linza, el cuál se encuentra señalizado, nosotros decidimos hacer la ascensión por una trocha que sale justo antes del refugio, que comparte al comienzo la ascensión con la Paquiza Linzola. 



El camino al principio discurre entre bosque de hayas, siendo de agradecer en verano, pues nos protege del sol. 


Después de un pequeño despiste con el camino, tuvimos que parar un rato para orientarnos y coger la dirección correcta. Como dice un amigo: seguidme a mí , que yo me perderé y vosotros también.







Tras una hora más o menos andando, llegamos al collao de donde se divisa la punta Maz.




Una vez pasado el rato de tasca, comienzan las rampas más fuertes, todo por piedras hasta la cima, que hace que el caminar se haga más lento y pesado.






Tras dos horas de subida, llegamos a la la punta, donde almorzamos, nos hicimos la foto de grupo para mandar por el whatsApp a los amigotes, y disfrutamos de las vistas:





Sierra de Alano y Peña Forca,


Espelunga y Ezkuarri,







la parte navarra,


refugio de Belagua,







el Arlas,


Paquiza Linzola en primer plano, y detrás Mesa de los Tres Reyes, Petrachema, Sobarcal, Mallo de Acherito, Chinebral de Gamueta, la Gorreta... y al fondo del valle, el refugio de Linza, nuestro punto de partida.






Decidimos descender por la cara suroeste, para hacerlo más entretenido. La pedreguera es más corta que la de la subida pero también de pendiente pronunciada.











Una vez salimos de las piedras, el sendero nos conduce dirección Navarra,  entre fayos y pinos.




El camino era lioso, y decidimos "acorzar a la brava", con algún resbalón que otro.





Llegados a la pista que viene de Belagua, sólo hay que seguir el camino que entrelaza ésta con la de Maz.










Ya en ésta última, únicamente nos queda una suave bajada hasta el plano de Linza, cruzar el río y...








 ... echar una mirada a la punta Maz, antes de entrar en el refugio para hidratarnos.


Siguiendo el ritual, ya más relajados y descansados, nueva" fotito" con la buena compañía, cavilando la siguiente salida.

¡QUE BUEN VERANO LLEVAMOS!